UN 0,4% MENOS QUE EN EL MES ANTERIOR

Los billetes de 500 euros descienden en noviembre hasta los 112 millones

11.01.2009 La Agencia Tributaria lanzó una ofensiva hace dos años para investigar fraudes fiscales relacionados con el uso de billetes de 500 euros en unas 12.000 operaciones realizadas en 2003, 2004 y 2005

El número de billetes de 500 euros puestos en circulación descendieron en noviembre hasta los 112 millones, lo que supone un 0,4% menos que en el mes anterior, cuando se situaron en 113 unidades, según los últimos datos del Banco de España recogidos por Europa Press.

Estos billetes de 500 euros suman un total de 56.147 millones de euros y representan el 67,3% del efectivo total distribuido (83.423 millones de euros)

Así pues, este repunte coincide con un descenso del 0,6% del dinero líquido en circulación, hasta los 83.423 millones de euros (79.996 millones en billetes y 3.427 millones en monedas), frente a los 83.935 millones de euros registrados en octubre. Si bien, este dinero aún es un 2,7% inferior al de hace un año (85.814 millones).

Por su parte, el número de billetes de 200 puestos en circulación también se mantuvo estable en noviembre en los 22 millones de unidades, tras el incremento de dos millones experimentado en el mes precedente, mientras que los billetes de 100 euros registraron un ligero descenso desde los 66 millones a los 65 millones de unidades.

En los billetes de 20 y 10 euros, el saldo neto entre lo distribuido y las devoluciones fue negativo, con 10.249 millones y 3.691 millones de euros, respectivamente.

La razón de que se devuelvan más billetes de pequeño importe de los que se distribuyen es, según el Banco de España, la llegada a España de turistas que traen dinero en metálico procedente de sus países de origen.

El descenso del dinero puesto en circulación por el Banco de España no coincide con la adopción de medidas financieras por parte del Gobierno para aportar mayor liquidez a bancos y cajas. El banco emisor distribuye este dinero en función de la demanda del sistema financiero y las devoluciones efectuadas por las mismas entidades emisoras.

Investigación de la Agencia Tributaria

La Agencia Tributaria lanzó una ofensiva hace dos años para investigar fraudes fiscales relacionados con el uso de billetes de 500 euros en unas 12.000 operaciones realizadas en 2003, 2004 y 2005. A partir de ahora, la Agencia pedirá también información sobre los ejercicios 2006 y 2007, dados los buenos resultados cosechados.

La investigación referida al año 2003 es la única que prácticamente ha finalizado, dado que los posibles delitos o fraudes prescribían en junio de este año. Sólo en 2003, los presuntos defraudadores ascienden a 1.583, pero en los tres años analizados los contribuyentes que han intentado defraudar a Hacienda a través de operaciones con billetes de 500 euros ascienden a un total de 2.511, muchos de ellos con posibles fraudes en más de un ejercicio.

La investigación de la Agencia Tributaria, que recae sobre aquellos contribuyentes que han realizado operaciones con, al menos, 1.000 billetes de 500 euros, puede dar lugar, como resultado final de la investigación, a la interposición de denuncias ante la Administración de Justicia por un presunto delito contra la Hacienda Pública en aquellas operaciones cuyo fraude supere los 120.000 euros.

Así, las autoliquidaciones extemporáneas presentadas por los contribuyentes investigados por haber realizado este tipo de operaciones con un volumen importante de billetes de 500 euros han permitido a la Agencia Tributaria recaudar 212 millones de euros entre 2007 y 2008.

Hacienda detecta un aumento de los billetes de 200 euros

Además, la Agencia Tributaria está detectando un aumento del uso de billetes de 200 euros con fines fraudulentos, después del plan de control lanzado por el organismo sobre los billetes de 500 euros.

Los defraudadores intentan sortear los planes de inspección sobre los billetes de 500 euros utilizando billetes con denominaciones más pequeñas, cuyo uso consideran que se encuentra 'a salvo' del control de la Agencia Tributaria.