ECONOMIA
Miércoles, 27 de octubre de 1999
EL MUNDO periodico


Los subinspectores de Hacienda vuelven a la carga y acusan de prevaricación a la Agencia Tributaria


G. S.-H.

MADRID.- Los subinspectores de Hacienda volvieron ayer a la carga contra la Agencia Tributaria. Acusaron a ésta de prevaricación y de falsedad en documento público y solicitaron públicamente una audiencia con el fiscal general del Estado.

Asimismo, enviaron un escrito al Grupo Parlamentario Popular, al Ministerio de Economía y al Consejo de Defensa del Contribuyente.

El origen de este conflicto nace en noviembre de 1998, cuando el Parlamento aprueba una medida según la cual los subinspectores podrán, en caso de necesidad, hacer inspecciones tributarias y firmar actas a empresas con deudas fiscales inferiores a los 300 millones de pesetas y de menos de 30 millones para profesionales. Esta medida quedó pendiente de desarrollo mediante una resolución de la propia Agencia Tributaria.

La Asociación de Subinspectores Tributarios (AST) centran su denuncia en esta resolución, de abril de 1999. Consideran que ésta se salta la obligación de que toda ampliación de funciones, aun cuando sea temporal, de los subinspectores, debe ser autorizada por escrito por los inspectores jefes. En su lugar, añaden, los encargos están siendo verbales y no por parte de éstos, sino de los jefes de unidad.

Además, la AST denuncia que esta nueva competencia no lleva aparejada la asunción de responsabilidades. Es decir, más sueldo.

La Agencia Tributaria respondió que las cuestiones de legalidad se dirimen en los tribunales, por lo que animó a la Asociación de Subinspectores Tributarios a acudir a ellos. A este respecto, añadió que el Tribunal Supremo acaba de advertir (en una sentencia de julio de 1999) de que siempre dará primacía a los intereses de Hacienda frente a los intereses «puramente corporativos, por muy legítimos que puedan ser», de asociaciones como la de subinspectores.

VOLVER   


Asociación Subinspectores de Tributos. All rights reserved© 2001.