FISCOWEB

OTROS TEMAS FISCALES
(06-07-1999)


Hacienda liquidó en Madrid y Valencia menos de la mitad de la deuda instruida
Amparo Estrada. Madrid.

Los resultados de la Inspección de Hacienda no son iguales en todas las autonomías. Madrid y Comunidad Valenciana destacan por ser de las que menos porcentaje de deuda descubierta liquidaron y también porque son las delegaciones con mayor porcentaje de actas firmadas en disconformidad por los contribuyentes.

Las Delegaciones de Hacienda de Castilla-La Mancha, Andalucía, Aragón y Asturias registraron en 1998 importantes disminuciones en la deuda instruida por las unidades regionales de inspección (URI), que son las encargadas de inspeccionar a los contribuyentes que no estén en la Oficina Nacional de Inspección (ONI) y cuyo volumen de operaciones supere los mil millones de pesetas. La deuda instruida es la que levanta el inspector en el acta, y la deuda liquidada es la que definitivamente se gira contra el contribuyente, una vez pasados todos los filtros de comprobación y alegación superiores (es la aprobada por el inspector jefe). Algunos consideran que la diferencia entre deuda instruida y deuda liquidada es reflejo de la mayor o menor calidad de la inspección inicial: a mayor diferencia, menor calidad.

En este sentido, las delegaciones territoriales donde la deuda liquidada representa un menor porcentaje respecto a la deuda instruida -siempre referidas a actas de disconformidad- son Madrid (en 1998 la deuda liquidada sólo representó el 41% de la deuda instruida, cuando un año antes ese porcentaje se elevaba al 62%), y Comunidad Valenciana, con un 19% de deuda liquidada sobre deuda instruida en 1998, cuando un año antes el porcentaje era del 74%. También Castilla-La Mancha ha reducido significativamente el porcentaje de deuda liquidada sobre deuda descubierta, así como Asturias y Canarias, pero al tratarse de cifras muy pequeñas de deuda la más mínima variación tiene mayor trascendencia porcentual.


Dos expedientes

Madrid y Comunidad Valenciana también destacan por ser las dos Delegaciones de Hacienda importantes con mayor porcentaje de actas firmadas en disconformidad por los contribuyentes (en Madrid representaron en 1998 el 86% respecto a las actas firmadas en conformidad, y en la Comunidad Valenciana, el porcentaje subió al 94%). Desde la aprobación del Estatuto del Contribuyente, se realizan dos expedientes para que la deuda y la sanción vayan por separado. Una vez levantadas las actas de inspección, el contribuyente puede firmarlas en conformidad (acepta la deuda levantada o la sanción) o en disconformidad (no acepta las cantidades fijadas por el inspector).

En 1998, las actas de conformidad levantadas por las URI descendieron a 31.933 millones de pesetas, cuando un año antes fueron 45.200 millones. Por el contrario, las actas de disconformidad crecieron desde los 70.221 millones de pesetas levantados por las URI en 1997 a los 85.787 millones de pesetas en 1998. En la ONI las actas de disconformidad crecieron de 75.847 millones a 86.248 millones de pesetas.

Sólo en las unidades provinciales de inspección disminuyeron el año pasado las actas de disconformidad: desde los 116.588 millones de pesetas de 1997 a los 69.820 millones el año pasado, según los datos internos de la Agencia Tributaria. El Ministerio de Hacienda aún no ha publicado las Memorias de la Administración Tributaria correspondientes a los ejercicios de los años 1997 y 1998.


Página Anterior