Hacienda quiere implantar el sueldo por objetivos en la Agencia Tributaria

17.02.2014 | Madrid ! Mercedes Serraller

Hacienda quiere introducir la retribución variable por objetivos de hasta el 40% para todos los funcionarios de la Agencia Tributaria (AEAT) en el marco de la redacción del Estatuto del organismo que ha prometido, según ha adelantado hoy EXPANSIÓN.

Así lo trasladan fuentes conocedoras del proceso, que explican que el ministro Cristóbal Montoro intenta apaciguar definitivamente los ánimos de los trabajadores de la Agencia, muy soliviantados por los ceses y dimisiones a raíz de la multa a Cemex y del supuesto trato de favor a la Infanta. Estos funcionarios reclaman un Estatuto y una mejora de las retribuciones según el mérito.

La Agencia cuenta con cerca de 27.000 funcionarios, de los que 1.800 son inspectores. Sólo 400 de estos últimos, los que levantan actas, disfrutan ahora de un complemento de productividad que mide el desempeño, mientras que otros inspectores a los que se aplica cuentan con un complemento fijo que no cuantifica la productividad sino que en ocasiones trata de enmendar desigualdades retributivas que no pueden solucionarse mediante concurso, según fuentes conocedoras.

Además, el complemento que sí perciben los inspectores que levantan actas se ha convertido en un fijo similar para la mayoría desde el momento en que hace más de una década pasó a otorgarse de forma mensual en vez de anual, trasladan las mismas fuentes.

De esta forma, un plan general para instaurar la retribución variable por objetivos supondrá una revolución en la AEAT, ya que medirá realmente el desempeño con unos parámetros contrastados, y puede implicar, en ocasiones, bajadas de sueldo si no se consiguen objetivos al incrementarse la proporción del variable sobre el fijo.

De esta forma, un inspector que gana 80.000 o 90.000 euros tiene hasta ahora un complemento fijo de entre 10.000 y 20.000 euros incluidos en esta cantidad, que ahora se convertiría en un variable de hasta 32.000 euros, ligado al desempeño. En el caso de jefes, directores y subdirectores, el porcentaje se aplicará a partir de sueldos superiores a los 100.000 euros.

Con esta medida, la Agencia Tributaria pasaría a ser el primer organismo público que instaura una verdadera retribución variable por objetivos, ya que el proyecto que tiene Hacienda para establecerlo en todo elsector público todavía no ha echado a andar.

El pasado 11 de diciembre, Montoro ofreció a todos los grupos parlamentarios «la redacción y aprobación del estatuto que tiene pendiente la Agencia desde su nacimiento, en 1990», donde «definir claramente cómo se hacen los nombramientos, cómo se ocupan los cargos, en función de qué méritos» y cómo se define la carrera. España sigue así a la Agencia de EEUU, una de las más innovadoras del mundo (ver información adjunta).

La Ley de Presupuestos de 1990 creó la AEAT pero no fue hasta la Ley del IRPF de 1998 cuando se previó la implementación del Estatuto, «que desarrollará sus funciones, régimen jurídico, organización y funcionamiento, con adaptación a los principios de eficiencia y economía de gestión, autonomía...».

El borrador de Estatuto que prepara Hacienda también prevé agilizar los mecanismos de promoción e incrementar los concursos para incentivar la lucha contra el fraude. No se crearán cupos directos a la libre designación pero sí se impondrán plazos máximos de permanencia en sus puestos a los cargos nombrados por este procedimiento, además de mantener su autonomía en los procesos de selección y demás asuntos de recursos humanos.

Del mismo texto preparatorio se desprende que el Gobierno seguirá designando al director general con la novedad de que éste ahora comparecerá en el Congreso tras su nombramiento.